Recuperada por completo

Han pasado más de 2 años de la historia que conté en este blog. Sobre la enfermedad de Cushing y lo que causaba en mi cuerpo y en mi vida. En ese momento sabía que me tenían que sacar un tumor y estaba ansiosa por que me llamen del Hospital de Neurocirugía. Para mí era como que me lleven de viaje al espacio, lo que más esperaba. Todo lo otro iba a ser fácil. Después de eso iba a ser muy feliz.

Y lo fue. Si bien los primeros 3 meses fueron dolorosos en términos de recuperación por la adecuación que sufre el cuerpo con la falta de cortisol, fue absolutamente sufrible y mientras más dolía, más sabía que estaba recuperándome. Volví a mi peso anterior, pero con una nueva perspectiva de la vida. Nuevos conocimientos y una experiencia que pocos pueden tener a mi edad (en ese momento, 26 años).

Hoy, casi 2 años después, puedo decir que todo lo que pensé pasaría, sucedió. Disfrutar la vida, sentir la libertad que nos da la salud es simplemente asombroso. Jamás dudé en que me iba a recuperar y que todo iba a estar bien. Menos creí que era opción no operarme ni someterme a la medicina tradicional. Sólo hay que estar en el lugar correcto y con las ganas suficientes para que todo salga bien. Y así como yo pensaba esto, mis cercanos también lo creían, aunque quizás tenían más miedos que yo, pero eso también fue genial. Fue una triste experiencia, pero en el fondo, ha sido genial valorar la salud y mi entorno.

Esto lo escribo, no para mis amigos o cercanos, porque ya lo saben. Lo escribo porque sé que muchas personas deben estar en este momento buscando unas palabras que le den seguridad, averiguando sobre qué pasa después y si vale la pena operarse. Para todos ellos: LO VALE. 1903017_10154642947936515_5639564568831855833_n

Lentes de sol y su influencia en mi mente

Hace años no escribo en mi blog. Lo último fue algo súper serio y marcó mi vida. Si alguien me empezó a seguir por eso, lamento comunicarle que esto es lo más banal y superficial que he escrito aquí.

image

Aunque quizás no tanto ¿Se han enfrentado a alguien con gafas, como yo les digo, y sentir que es un pobre tipo(a)? ¿O a un personaje con lentes reflectantes y su mente sólo piensan en conceptos como: “zorrón”, “cuico”, etc.?

Bueno, no son los únicos. Para mí es un problema, soy capaz de discriminar gente por sus lentes de sol, siendo que no soy fanática de estos, pero me parece que escoger ese accesorio es tan significativo cómo escoger lo que escuchas, lo que vistes, incluso: lo que comes.

Hago relaciones como “ñoño, cursi, muy conservador”; “fresco, monotemático, bruto”; “interesante, sensible, relajado”; etc. Eso con hombres, con mujeres: “viejacu, mal gusto, conservadora”; “fome, radio fm2, ropa oscura”; “actual, innovadora, honesta”; etc.

Mi observación puede llegar a un nivel mayor, sólo era un ejemplo simple para entender, pero las asociaciones las llego a hacer con el calzado y el corte de pelo, para concluir en la triangulación de información sobre mis estereotipos mentales creados bajo mi propia experiencia y como yo etiqueto a la gente para simplificar los grupos de personas. Para mí el mundo no son los millones de millones que define Wikipedia(?), somos grupos que necesito asociar para entender cosas.

Y ustedes ¿cómo asocian a la gente?

Un accidente en mi vida

En 2008 me diagnosticaron resistencia a la insulina, la enfermedad más común, seguramente, en Chile, después del resfrío. Asumí que era por haber dejado de hacer deporte y llevar una vida sedentaria sin mucho cuidado.

Comencé una dieta baja en carbohidratos y eliminé el azúcar. Nadaba 2 veces a la semana y tomaba metformina. Bajé casi 15 kilos y me sentía demasiado bien. Claro, todos los síntomas apuntaban a que mi problema era RI y genético. Esto es ovarios poliquísticos, hirsutismo y manchitas en la piel. Bajando de peso se solucionaba todo. También me dieron Etaconil para solucionar el hirsutismo. Todo súper bien.

El 2009 comencé con mi título y me descuidé. Volví a ser más sedentaria y un poco desordenada para comer. De todas maneras nunca volví a consumir algunas cosas. Pero surgió el problema del colesterol. Tenía 312, creo. Otro problema genético. No comía tanta cosa de origen animal, así que eso tenía que ser. Me dieron atorvastatina y me dijeron “esto lo tendrás que tomar para siempre”. Poca gente tiene ese nivel a tan corta edad. Mal.

Asumí no más, a comer más sano aún. Igual ya había subido de peso nuevamente, así que momento perfecto para ordenar mi dieta y empezar de nuevo. No funcionó. Todo el 2010 fue más estresante con el título y a pesar de que me fueron cambiando las dosis de medicamentos no cambiaba mucho. Era muy difícil equilibrarlo.

Ya en 2011 seguía cuidándome, pero no lograba volver a los 55kgs. A pesar de que con eso la una de mis doctoras me había dicho que para que me quiten los medicamentos debías estar “como un palo de flaca”. Así que más lejos y más frustrante, pesaba como 63 kgs.

El problema no es sólo de salud. También es algo así como social. Mis amigos y familia tienen que soportar que no puedo comer cualquier cosa, por lo que hay 2 opciones: o se sienten incómodos o culpables, o yo me siento culpable por tener que dirigir un poco lo que comen, inconscientemente. Además de que se preocupen. Bueno y también la gente que se empieza a burlar o reclamar porque una toma bebidas light o ensaladas. Yo nunca he dicho que es malo, lo paso bien comiendo cosas sanas. Es muy rico, pero cuando te ponen en un entorno de cosas más calóricas o nocivas es difícil elegir o que no te pregunten cosas incómodas.

Para mejorar mi situación física (lo que mejoraría la mental/social) decidí empezar a correr. Me lesioné. Esto fue a fines de 2011. Me di cuenta que fue por andar mucho en bici de paseo, así que me compré una mountain bike y fui feliz! Empecé a correr de forma paralela a andar en bici (ahora con más espíritu deportivo) y me sentía mucho más contenta.

Creo que todo cambió y me ayudó mucho empezar a hacer deporte mucho más constante. Seguía nadando, corriendo y andando en bici. Pero aparecieron moretones, calambres y lesiones. Reclamé a la Dra. que era la atorvastatina. Así que me quitaron todos los medicamentos y me pidieron vuelva en unos meses a hacerme exámenes. Las cosas se descontrolaron más al quitarme todo, eso sí: me sané de los calambres y moretones; me sentía mucho mejor, pero no bajaba un gramo. Tenía una dieta muy liviana y enrtrenaba bastante, ya que correría en la Maratón de Santiago y en todas las que habían.

Continuó el problema y ahora se sumaba la amenorrea. Bueno, me hice los exámenes que me pidieron, volví como en mayo de 2012 y me descubrieron osteopenia, es decir, baja densidad ósea, en mi caso era en la columna. Me dijeron que necesitaba muchos exámenes para conocer el origen, porque mi comportamiento nutricional y deportivo era bastante bueno. El problema era que tenía baja la vitamina D y no porque no la consumiera ni no tomara sol, sino que había algo que impedía que haya y esta es la responsable de absorber el calcio para los huesos.

Sigue haciendo ejercicio, me dijeron. Aunque la nutricionista, muy mal enfocada, me dijo que hacía demasiado y se me había dado vuelta el metabolismo. Eso nunca fue, ella no tenía idea de lo que pasaba.

Finalmente, después de casi un año subiendo de peso a la par de hacer como el triple de ejercicio que antes y comer la tercera parte de lo que come la gente en general, notaron que mi cortisol estaba por las nubes y tengo una enfermedad más rara, pero no por ello no solucionable: Cushing. Esta es la opción del Síndrome de Cushing cuando el problema está en la hipófisis, en el cerebro. Un tumor benigno genera mucha ACTH que manda a la glándula suprarrenal (en los riñones) a generar mucho cortisol. El cortisol controla gran parte de las células del cuerpo y por eso tengo resistencia a la insulina y todo lo otro. Además de mi dolor de espalda, problemas de la piel, etc. Genera, incluso, más carbohidratos. ¡Debo hasta sudar cortisol!

Ahora, aunque suene extraño, estoy súper feliz. Porque la solución a todo es la operación para sacar el tumor y así acabar con todos los síntomas. Podré hacer deporte sin lesionarme, estar tranquila comiendo de forma normal. Aunque de seguro seguiré comiendo sano porque he aprendido demasiado de la buena alimentación. Podré compartir mucho más con las personas sin que me miren raro o hagan preguntas.

El sólo hecho de no saber qué comer de forma libre y tranquila me tenía más estresada. Ahora sé que no es mi culpa, que he tratado y tratado y que lo que único que me dio resultado ha sido ser constante, investigar, ser consciente, decirle todo a los doctores y asumir no más, porque si la vida se pone cuesta arriba hay que subirla. No entiendo por qué la gente se queja tanto y no hace nada, si lo más entretenido es aprender a sortear obstáculos. Cuanto más errores o fallas se presentan, más se aprende. Así fue como con un computador malo aprendí a arreglarlo. Y así aprendí que me gustaba la tecnología. De la misma forma aprendí todo lo que me hace bien y mal a mi cuerpo y todo eso le está haciendo bien a mi vida. Vaso medio lleno.

No soy yo, sólo es un accidente en mi vida.

Crema de pollo extra liviana

Si les aburre hacer dieta con puras ensaladas, prueben esta crema (sin crema) que los hará felices en el almuerzo o la cena. Les sirve a la gente con problemas de colesterol y azúcar, tiene muy poca grasa, ya que la pechuga de pollo es carne magra (sin grasa, sacándole la piel) y no se le echa ningún almidón o grasa extra.

Esta receta es muy simple y sana. Además de sabrosa, satisface bastante.

Porciones: 2 (con estas cantidades)

Ingredientes:

  • 1/2 pechuga de pollo
  • 1/2 taza de leche descremada
  • 1/4 de pimiento rojo aprox.
  • 1 diente de ajo grande.
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 caldo Maggi de gallina
  • Perejil
  • 1 litro de agua

 

Preparación:

Poner a hervir en el agua el pollo, con el pimentón, ajo, cebolla y caldo Maggi.
Una vez cocido, separar del caldo y procesar en mini pimer o similar hasta que quede cremoso.
Unir esta crema al caldo que quedó (del cocimiento) y ponerlo a fuego medio unos 5 minutos más junto con el perejil picado y la leche.
Revolver hasta que quede bien unido y apagar el fuego.

Servir.

¡Háganlo! es más fácil que hacer fideos con salsa y mucho más sano. Además, si están haciendo dieta, es perfecto, tiene muchas proteinas y nada de carbohidratos.

Consejos sencillos para el bienestar

Hice una lista de tips para mantenerse más saludables y empezar a bajar de peso de forma sana. No están muy detallados, pero al menos pueden dar una idea. Todo lo que escribí es recomendación de mis médicos (neuróloga, endocrinóloga, nutricionista, traumatólogo y kinesióloga), leído en blogs del tema y mi propia experiencia.

Duerme mínimo 6 horas. Para lograrlo, deja de usar el computador temprano, lee, o haz meditación. Puedes elongar harto antes de irte a dormir, ayuda bastante a relajar el cuerpo y a la digestión. También eso acompáñalo respirando profundamente.

Haz ejercicio: Unos 45 minutos de ejercicio aeróbico (cardiovascular) 3 veces a la semana. Esto puede ser: correr, jugar cualquier deporte donde corras o agites, baile vigoroso, andar en bici, nadar, caminar rápido, etc. Esto te ayuda a mejorar la respiración, a la concentración, a meditar y eliminar el estrés. El estrés o preocupación hace que tu cuerpo no funcione bien, como puede ser que evite que bajes de peso, acumules colesterol o grasa en general.

No abuses de tu cuerpo: No es bueno hacer ejercicio durante mucho tiempo si no estás acostumbrado, por lo que debes fortalecerlo con tu comida y con ejercicios anaeróbicos o musculares: levantar peso con las piernas, con los brazos, etc. Andar en bici te fortalece las piernas. Hacer abdominales te fortalece la guata y por ende, la espalda, porque te la afirma. Si vas a correr, lo más importante son buenas zapatillas, porque te puedes lesionar. En bici, tratar de usar bici con cambios tipo mountain bike, pero si la usas para transporte, igual sirve una de paseo.

Toma agua y mucha: El agua que sea comprada de bidón, de oficina, etc. Pero no de cañería, porque tiene muchas cosas que pueden hacer funcionar mal tu metabolismo y por ende, engordar. Si no te gusta el agua, hazte jugos o té. Evita la cafeína porque te debilita a la larga. El agua te limpia el cuerpo de las toxinas y ayuda a la digestión. Mínimo 2 litros de líquido al día. Ojalá no sea agua mineral, porque tiene sodio y eso acumula el agua y te hinchas.

Evita las bebidas: Aunque sean light o zero, no son buenas porque tienen aspartamo para endulzar y eso produce cáncer (por eso sale en negritas en los ingredientes). Además mucho sodio.

Comidas que te harán bien para bajar de peso:

  • Todo lo integral es mejor, los granos en general. Esto es porque tienen mucha fibra y a pesar de que son más pesados en calorías, tu cuerpo no las absorbe inmediatamente por el hecho de ser fibra. Entonces mucho de eso se irá por el baño, limpiándote el cuerpo tb. Es como un exfoliante interior. Si comes puras cosas hechas con harina blanca, como los fideos, pizza, pan, etc. Se convierte rápidamente en grasa si es que no lo gastas haciendo ejercicio al tiro. Los carbohidratos debes comerlos, pero ojalá antes de hacer ejercicio porque se queman rápido, si no se queman se hacen grasa en tu cuerpo y se aloja donde no quieres. Ojalá comas fideos, arroz y pan integral. La linaza es excelente porque no tiene carbohidratos, ayuda a la digestión, desestresa, baja el colesterol, etc. Así que si tienes cosas con linaza, !muy bien!
  • Verduras verdes: come mucho lechugas, acelgas, espinacas, apio (éste es excelente, porque te llena y el estómago hace más ejercicio tratando de procesarlo). Las acelgas y espinacas tienen harto potasio, te ayuda a fortalecer los músculos y así no te acalambras al hacer ejercicio.
  • Lácteos: Come quesito fresco “La vaquita”. Es muy rico y no es tan grasoso como los otros amarillos. Todas las cosas de origen animal tienen mucho colesterol, pero cuanto más claro sea el queso, mejor. El yogur lo puedes comer en vez de cosas con crema. Por ejemplo, en vez de comer fruta con crema, come fruta con yogur light (el parmalat tiene 44 kcal).
  • Carnes: prefiere la de pavo, es muy rica y tiene re pocas calorías. Cuando comas carnes rojas, come pura magra, o sea, sin grasa, como churrascos, mientras no sea frito, sino que a la plancha, al horno, en olla. Lo mejor es el pescado en todo caso. El más grasoso es el salmón, pero tiene propiedades muy buenas para la salud.
  • Legumbres: lo mejor del mundo! tienen muchos minerales y fibra. Todo bien mientras no le pongas longaniza o costillar. Porotos con riendas o lentejas con arroz es bueno, porque completan un plato de comida más nutritivo.

Leyes:

  • No comas carbohidratos en la noche, o sea, hasta las 5 pm puedes comer, de ahí sólo proteínas y verduras/frutas. O sea, nada de masas, arroz, papas, fideos, galletas, chocolates, golosinas, etc. Porque después irás a dormir y se te hará grasita en vez de usarlas.
  • Come SÍ o SÍ cada 4 horas aprox.

8am desayuno
Colación a las 10:30 am
Almuerzo 1:30 pm
Once 5 pm
Cena o similar 8:30 pm (máximo)

Entremedio puedes tomar mucha agua y si te da hambre, fruta. En la noche eso igual. Es importante esta diferencia de horas, porque si dejas mucho tiempo sin comer, el cuerpo cree que estás en ayuna y necesitarás guardar comida por cualquier eventualidad. Entonces cuando le llega de nuevo, absorbe más y en realidad tú ibas a dormirte después y no la ocuparás.

  • No comer embutidos: Salchichas, paté, longanizas, chorizos. Tienen demasiado colesterol y calorías.
  • Nunca te comas el cuero del pollo o pavo, por lo mismo.

Otros:

  • Toma leche con café en vez de café o té pelado, eso te hará mejor y te sentirás más satisfecho.
  • Toma mucha vitamina C. Mucho jugo de naranja natural (sin azúcar), pomelo (lo mejor) y limón. Esto ayuda a quemar grasas y te hace súper bien para prevenir enfermedades.
  • No comas cosas preparadas como sopas Maruchan o Maggi. Demasiado, en exceso, tóxicas.
  • Prefiere comer cosas que veas como se preparen.
  • Recuerda que los carbohidratos (masas, dulces, papas, fideos, etc.) si no los ocupas al tiro, se convierten en grasa.

Porciones:

  • Las carnes deben tener el volumen de la palma de la mano.
  • Los carbohidratos son 1 cucharón o 1 taza (chica, no tazón).
  • Las verduras son TODO lo que quieras.
  • Come palta porque hace bien, pero no más de media palta al día.

Comidas ricas:

  • Almendras: buena grasa y baja el colesterol.
  • Maní: ídem.
  • Nueces: ídem, pero son mucho más calóricos.
  • Quinoa: es más rica que el arroz y mil veces más saludable. Ayuda a las enfermedades cardiovasculares, diabetes, etc.
  • Agua de coca: es muy buena, te da energía y te quita la ansiedad de comer. Aparte de un montón de propiedades más.
  • Chocolate bitter: todo lo que sea con alto porcentaje de cacao hace bien. El resto de los chocolates son puras grasa y azúcar (incluyendo los chocolates sin azúcar, que son un fiasco).
  • Pechuga de pavo: para los sandwich, con mostaza y lechuga: ¡lo mejor!
  • Berenjenas: La gente dice que son malas, pero es porque no saben cómo hacerlas, creo. Yo las hago en láminas y las dejo con un aliño de ajo con orégano y sal y lo que quieras. Las pongo al horno y quedan buenas. Hacen bajar el colesterol.
  • Zapallito italiano: salteado con champiñones y pimentones son muy bueeenos. Le echas carne en pedacitos y lo haces con aceite de oliva y toman muy buen sabor.
  • Todas las cosas Next: Son muy ricas, tienen pocas calorías y de verdad funciona eso del tránsito. No sentirás nada extraño, sólo tus idas al baño serán más cortas.
  • Margarina: mejor comer margarina light que mantequilla si es que estás acostumbrado a eso. Pero no las recomiendo mucho, porque tienen muchas grasas trans y cosas raras que no contribuyen. Pero es una opción. Prefiere la Loncoleche.
  • Aceitunas: el aceite de las aceitunas es muy bueno, pero no es para comer sin parar, porque igual es grasita que engorda.
  • Hazte huevo con tomate, orégano y aceitunas para cenar. Es rico y liviano.
  • Camarones con verduras es un muy buen plato.
  • Berries:Comer frambuesas, frutillas, moras y arándanos son una excelente idea, porque no tienen mucha fructosa (azúcar de la fruta, que si abusas igual te hace engordar) son antioxidantes. Ayudan a que el cuerpo no se muera o envejezca tan pronto. Ayudan a disminuir el colesterol, a controlar los niveles de azúcar, mejoran la circulación, tienen muchas vitaminas, incluyendo la C y la E, además de ayudar a prevenir el cáncer.
    • Milkshake: meter en la licuadora leche descremada con berries y endulzante es la maravilla de nuestra era 😀
    • Jugos: Berries con agua y jugo livean (aunque no son lo más sano de la vida, son los mejores light). Quedarás pochito y fresquito.

Puedes hacerte amigo de la mini pimer y el wok o sartén. Comerás mejor y bajarás de peso. Si no quieres bajar de peso, te hará sentir más liviano y más feliz. Comer cosas más pesadas o chancherías felices es totalmente factible, mientras sea de forma responsable.

Finalmente, creo que lo más importante cuando uno quiere cambiar los hábitos o cuidarse es que no tienes que pasarlo mal. La idea es conocer y comer cosas ricas que te hagan bien y limpien el cuerpo. Es como sumarle cosas a tu vida, no se trata sólo de dejar de hacer cosas, sino que hacer más y mejores. Además, siempre se puede, todo está en la disposición y en las ganas que le pongamos.

Quiero escribir tonteras

He visto muy recurrentemente en los medios que ahora se estila el escribir cosas banales. Ni sé si tiene un real impacto, si le gusta a la gente, etc. Pero el hecho es concreto: hay gente a la que le pagan por escribir esas leseras.

Sinceramente, no creo que yo redacte muy bonito. Suelo escribir un montón y después darme cuenta que tengo mil fails. Pero le pongo un poco de empeño y creo que puedo opinar de varias cosas. De hecho, creo que puedo opinar de cualquier estupidez, porque eso es lo que se estila: hablar sin saber.

Pero siendo consciente y sincera conmigo misma, no soy experta en nada. Sólo sé un poco más de ciertos temas en relación a la media que cacha de los temas.

Así que ya saben, si buscan que alguien escriba para algo, me dicen y yo le pongo wendy, de verdad puedo tener mejor calidad que otros, pero no prometo deslumbrar, sólo entretener a mi público, jaja 😀

Buenas noches.

Comer y no sufrir tanto

Desde chica que he comido de buena calidad, recién un poco más grande comencé a comer esas cosas llamadas vienesas, que son de dudosa procedencia. Independiente del componente que tenga, “carne animal”, que ve tú a saber qué animal es, la cosa es que tienen una cantidad impresionante de grasa. Es tan sabrosa la grasa y adictiva que le echamos pa’ entro no más y después vienen los malestares. Sí, porque nadie puede decir que comerse unos choripanes o unas longanizas los dejarán como comer una gomita frugelé. No, te vienen los desagradables chanchitos, te coce el estómago, el esófago, etc. Acidez le dicen. Aunque a otros les hace peor con eso del reflujo. En fin. Quizás es una comida que duele.

Sabrosas longanizas. Comí media de esas y las "recordé" todo el día. Mal.

¿Por qué las personas insisten en comer cosas que aparte de hacerles daño  sin dolor: sumarle colesterol a la sangre, pegarse en las arterias y en tu rollito porfia’o, etc. siguen consumiéndolas después de que te fríe tanto el cuerpo? Debe ser la grasa, pero yo les recomiendo hacer algo súper simple, que les va a disminuir bastante toda la maldad que viene en las longanizas y chorizos: hervirlas y las pinchan.

Verán una increíble cantidad de grasa flotar. Es como cuando hacen liposucción. Da un poco de asco, pero dirán: “¡OMG, y yo me iba a tragar todo eso!” Pues bien, ya no. Podrán comer una longaniza súper blandita y sabrosa. Si bien los productos de origen animal tienen colesterol y van a acumular igual cosas dañinas en el cuerpo, va a bajar bastante.

Esto lo hice hoy, la herví como media hora o más y soltó todo eso. Aunque podría haber sido más.

Les recomiendo esto para este 18 especialmente. Tomen las riendas de la parrillada, agarren las longas y le hacen este tratamiento. Después las ponen a la parrilla y anticuchos. Van a ver que no les van a repetir las longanizas ni choricillos y no sentirán la pesadez. Ni van a sufrir consecuencias 😀

Crema de repollo

Tenía medio repollo en el refri y me daba frío comerlo de ensalada. Además como no tengo mucho para el almuerzo, hay que improvisar un poco. Y me dije: así como hay tortilla de todo, debe haber crema de todo. Así es que puse en Google: crema de repollo. Y evidentemente Google me dio respuestas 😀 Había repollo a la crema y crema de repollo. Dudé. Pero guiándome con una receta con ingredientes simples hice unos cambios y llegué a esto:

Ingredientes:

  • 1/2 repollo
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 cucharadita de curry
  • 1/2 caldo de gallina
  • 1 diente de ajo o medio de ajo chilote
  • 3-4 tazas de agua
  • 1/4 de taza de harina
  • 3 cucharadas de margarina light
  • 2 tazas de leche
  • Sal y Pimienta

Preparación:

En una olla poner el repollo picado, cebolla picada, ajo molido, curry, caldo de gallina y sal en el agua. Revolver un poco y hervir por media hora aprox. a fuego alto. Retirar cuando aún quede un poco de caldo.

En otra olla hacer la salsa blanca: Derretir la margarina a fuego medio, integrar de a poco la harina (cerniéndola es mejor) y la leche (si lo hacen de golpe será difícil deshacer los grumos), revolver unos minutos a fuego lento hasta que espese, echar un poco de sal a gusto y pimienta. Apagar el fuego cuando esté espesa.

El repollo si tiene mucho caldo aún (como 1/2 litro) le sacan un poco. Con una taza de caldo es suficiente. Lo echan a la licuadora hasta que se haga crema. Lo sacan y mezclan con la salsa blanca.

Si se les enfría lo calientan revolviendo a fuego lento.

Lo pueden comer con pan tostado, crutones o papas mayo 😀

¡Que la disfruten!